31/10/11

LA COMUNICACIÓN CÓSMICA

Mensaje del Maestro Saint Germain


Ha llegado la hora del servicio.-



En estos momentos los individuos conscientes de la humanidad, deben tomar la responsabilidad que les corresponde como parte de la raza humana; hay un momento en la vida del estudiante en que los cuadernos y las plumas, las sillas de escuela y las horas de instrucción, son los aspectos predominantes, pero hay otro momento en que el trabajo, la dedicación, el servicio, representan la nota más importante en su trabajo. Creemos que  ha llegado ya a este momento, creemos que el servicio que ustedes han estado prestando a la humanidad, los capacita para trabajar en algunos aspectos del plan de instrucción mundial que estamos desarrollando.

La energías cósmicas.-

Normalmente las fuerzas cósmicas que llegan a este planeta, determinan los impulsos más adecuados para trabajar en algunos aspectos de la raza humana; así como el hombre posee sus siete chakras, así la tierra, igualmente, posee sus siete centros magnéticos, las energías cósmicas inciden sobre los siete centros de la tierra y producen corrientes magnéticas que afectan a toda la raza humana, aunque de una manera inconsciente. Estas siete líneas de fuerza que trabajan principalmente a través de las cordilleras que existen sobre la superficie del planeta, funcionan como magnetos que entrelazan a todos los individuos por medio de sus siete chakras. Cuando la configuración estelar cambia su tonalidad, algunos de los centros magnéticos terrestres dejan de vibrar y se encienden otros, cambiando entonces la nota que la tierra envía hacia el universo.
La tierra es un cuerpo resonante en donde las fuerzas cósmicas producen una nota especial y esto se hace mediante el encendido y apagado de los centros magnéticos de su superficie. A su vez, la tierra se encuentra armónicamente conectada con todas sus creaciones; los seres humanos poseen sus siete chakras, y el resto de los animales y de las plantas, poseen órganos análogos, que aunque en diferente cantidad, también producen una nota especial; así pues, cuando las posiciones estelares cambian, la tierra envía una nota diferente al planeta, y toda su superficie, con todos sus seres vivientes, empiezan a emitir notas diferentes formando un concierto.

La energía del séptimo rayo.-

El séptimo rayo del cual soy el representante, entró en actividad hace veinte o cuarenta años; la forma como entra es suave, continuada, en ninguna manera podríamos decir que en un día algún rayo estaba predominando y al día siguiente ha cambiado, una nota se apaga mientras que la otra se activa de una manera suave, produciendo que durante un momento, relativamente largo en la vida de los seres humanos, ambos rayos se encuentren activados. El sexto y el séptimo rayos se encuentran ambos trabajando en intensidades diferentes durante los últimos cincuenta años, sin embargo, a medida que el tiempo transcurre, el séptimo rayo toma la intensidad normal y el sexto empieza a desvanecerse, aún es posible escuchar las notas del sexto, aunque por el momento el séptimo se encuentra ya en vísperas de tomar la fuerza normal.

Un cambio en la vibración.-

Pues bien, cuando esto ha sido dado, la humanidad entonces empieza a emanar su propia nota que es producida por la vibración de algunos chakras. A su vez, los chakras etéricos del cuerpo humano activan ciertas glándulas asociadas a ellos, por su parte, las glándulas toman una actividad particular que trabaja específicamente sobre el cerebro y sobre el sistema circulatorio humano, lo que a su vez ocasiona que áreas del cerebro que normalmente se encontraban inactivas, empiecen a ser activadas, y algunas otras que tenían un papel predominante, empiecen a apagarse.
Igualmente la sangre toma una vibración diferente y su composición química empieza a variar; estos cambios son tan pequeños, que difícilmente podrán ser detectados por la ciencia médica, además de que no se cuenta con los registros exactos de los análisis sanguíneos de los individuos que vivieron cuando el sexto rayo se encontraba en su máximo esplendor. Un cambio en la vibración sanguínea produce diferentes inclinaciones en las conductas de los seres humanos, y dado que otras áreas del cerebro están siendo activadas, la humanidad debe ser educada de una manera diferente. 
Estos cambios en la química sanguínea, en la actividad glandular producen la nueva raza, una raza diferente de hombres con habilidades y capacidades ddistintas a las anteriores, de ahí la explicación de porque la nueva niñez manifieste cualidades distintas a la niñez de hace diez años.

Este cambio dejará de producirse en aproximadamente cincuenta años y entonces la humanidad empezará a estabilizarse y una nueva civilización se estará creando.
La instrucción mundial, el programa de instrucción mundial atiende estos cambios biológicos y energéticos que están teniendo lugar sobre la superficie del planeta y la raza humana. Se deben crear las condiciones más propicias para que la humanidad pueda asimilar el conocimiento que le corresponde en esta hora tan importante de su historia. Los cambios que en el panorama mundial hemos estado observando en los últimos cinco o diez años, corresponde exactamente a las lecciones que es preciso aprender en esta nueva hora, sin embargo, aun cuando en terreno de política y economía la humanidad sigue enfrentando grandes retos, es fácil observar que una gran actividad de tipo religioso está teniendo lugar en estos momentos, tal vez más importante que las propias actividades de orden económico y político.


Es hora de entonarse con las energías del cosmos.-

Entender que los seres humanos han iniciado una búsqueda para el reencuentro consigo mismos, entender que la psicología, la música, la ciencia y la religión, no son otra cosa que diferentes caminos para llegar al corazón del hombre, entender que nosotros como avanzada de este gran movimiento universal, tenemos la responsabilidad de estudiar al hombre como hombre, de entender el interno de los seres humanos para poder acercarnos y comprenderlos desde adentro.
Saint Germain
Extracto del libro: El Camino hacia la Síntesis

1 comentario:

  1. Anónimo1/11/11 6:58

    Es una referencia muy esclarecedora y oportuna ya que no hay que aguardar a que se accione un interruptor y se encienda la lamparilla, sino que se trata de un proceso que llevará su tiempo, en algunos más y en otros menos.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar