16/8/16

RELIGIÓN POLINESIA

La Polinesia comprende Nueva Zelanda, Hawai, Tahití y la isla de Pascua, entre otros archipiélagos. Las creencias de sus habitantes incluían toda una serie de divinidades similares a las del Olimpo griego; es decir, no son deidades identificadas únicamente con las fuerzas de la naturaleza, como es habitual en este tipo de zonas no civilizadas, sino seres humanizados con relaciones de amor, sexo, odio y rivalidades.
En Melanesia (compuesta por Nueva Guinea y otras islas menores como las Hébridas o Nueva Bretaña) la acción de los misioneros hizo que muchos de los cultos religiosos se perdieran en pocos años. No obstante, nos han quedado algunos restos muy interesantes, como los coloristas y complejos dramas cultuales, a medio camino entre el teatro y la celebración ritual, que celebran algunas de estas tribus.
Muy pocos de los ritos de Micronesia (infinidad de pequeñas islas más al norte de la Polinesia y la Melanesia) han llegado hasta nosotros, debido a la despoblación de las islas y la facilidad con que muchas tribus abandonaron sus creencias para pasarse al cristianismo. Pero se conocen algunos detalles de cultos bastante curiosos y con un componente sexual muy claro.

Los "dema" melanesios.
La afición de algunas tribus de Nueva Guinea y otras islas de la Melanesia a coleccionar cabezas de enemigos e incluso a comerse a los prisioneros ha llevado a muchos a considerar bárbaras estas culturas. Pero otras civilizaciones que se han considerado muy avanzadas, por ejemplo, la de los aztecas, también practicaron la antropofagia ritual y no fueron tildadas de primitivas.
Por otro lado, el sacrificio humano y el canibalismo fueron sucesos aislados e infrecuentes entre aquellos nativos y además, cuando sucedieron tuvieron una razón claramente religiosa.
En algunos grupos melanesios de la isla de Nueva Guinea se veneraba a los dos dema gemelos que, según la leyenda, habían conseguido acabar con un jabalí gigantesco que asolaba a los ancestros de las tribus, atravesando los testículos del monstruo con una lanza. Los gemelos y su madre se comieron más tarde la carne del malvado jabalí. Este es el mito que reproducían los melanesios cazadores de cabezas, y al devorar a sus prisioneros realizaban un acto de comunión con los sagrados dema, que daban satisfacción afición al sabor de la carne humana o a la crueldad. Para los melanesios, el cuerpo del dema-jabalí se proyectaba simbólicamente durante el rito en la carne del prisionero.
De hecho, muchos de estos rituales se celebraban y se siguen celebrando, sustituyendo la carne humana por carne de cerdo, animal que además tiene gran importancia en las sociedades melanesias. La riqueza y el rango social de un Big Man (hombre preeminente) se calculan por el número de cerdos que posee.

Un tipo de ceremonias que ha suscitado la curiosidad de los etnólogos, antropólogos y estudiosos de la religión en Melanesia son los llamados dramas cultuales. En ellos, los participantes se pintan con colores muy vivos, se disfrazan con estrafalarios atuendos y se ponen unas máscaras rituales que han hecho famosa la cultura de la zona.

Algunos de los grupos étnicos melanesios, especialmente los marindanims del sur de Nueva Guinea, tenían estas representaciones como la fiesta principal del calendario. Se les llamaba mayo y mientras duraban se suspendía cualquier otra actividad, como pudiera ser la caza de cabezas u otros actos de culto.
Los ritos del mayo no podían ser presenciados por personas ajenas a la tribu. En ellos, los actores personificaban a cada uno de los dema. Para las vestimentas se usaban varas de bambú, pieles, plumas de casuarios, aves del paraíso y patos e incluso semillas. Las máscaras eran de madera e incorporaban figuras simbólicas.
La que representaba al dema del Sol era especialmente impresionante: casi tres metros de abanico amarillo a modo de corona solar.
Las máscaras de los elemas de Nueva Guinea, de forma oval y acabadas en punta, recordaban a las africanas y formaban parte de una representación siniestra, al estilo de las danzas de la muerte medievales, en las que los espíritus del mal, procedentes de las profundidades marinas, atemorizaban al espectador.
Dignas de mención son también las máscaras de los bainings (Nueva Bretaña), llamadas haraiga, que solían medir entre diez y quince metros. Se ha conservado incluso una de casi treinta metros. Para poderlas llevar sin dañarse, los actores debían ayudarse de fuertes varas de bambú. Muchos de los mensajes que se daban durante las representaciones eran un misterio incluso para la gran mayoría de los espectadores, ya que sólo los iniciados (los sacerdotes) podían comprender el significado de los ritos y su relación con la vida y milagros de los dema.

Extracto:“Historia de las Religiones del Mundo” Creencias y ritos en Polinesia, Melanesia y Micronesia.

6/8/16

MANDALA PARA MEDITAR


Mandala Humano
- Yo soy libre y fluyo con el universo -

6/7/16

LA RELIGIÓN MAYA


Las culturas olmeca, teotihuacana y tolteca poseyeron una religiosidad cuyos elementos rituales y artísticos impusieron una visión del mundo común a casi toda la Mesoamérica precolombina.
En lengua náhuatl, olmeca significa "habitante del país del caucho", porque su origen se encuentra en las regiones mexicanas de Tabasco y Veracruz, en una gran llanura que cruzan caudalosos ríos. La cultura olmeca se desarrolló entre 1200 a.C. y 400 d.C., y resulta difícil obtener muchos datos sobre ella. Muchos detalles nos han llegado a través de los mayas, sobre los que ejercieron una gran influencia.
Uno de los pocos complejos arqueológicos que nos dan bastante información sobre los olmecas es el enclave de La Venta, al sur de Veracruz, que incluye la más importante pirámide de esta cultura que se conserva, además de los mosaicos con cabezas de jaguar y las enigmáticas esculturas. Además de las de La Venta, en otros enclaves se han encontrado cabezas gigantes coronadas con extraños cascos, que probablemente representaban a dioses, aunque es difícil decirlo con seguridad.
Las estelas halladas en Tres Zapotes entroncan el rito calendárico olmeca con el maya, ya que sus jeroglíficos incluyen la fecha más antigua que existe en los calendarios mesoamericanos. También son destacables los altares en forma de boca de jaguar y los sostenidos por atlantes, detalle mitológico que la cultura teotihuacana reprodujo algún tiempo después.
Se antoja evidente que la divinidad principal de los olmecas debía ser representada por un jaguar, animal muy común en casi todos los panteones precolombinos. Aparte de los altares, la figura de este felino aparece en los sarcófagos, las máscaras y las esculturas gigantes. Una de las piezas conservadas parece representar a un jaguar copulando con una mujer, lo que tal vez sea un mito explicativo de la naturaleza antropomorfa del dios jaguar.
Otros animales (serpientes, águilas) también están presentes en el arte olmeca, lo cual sugiere que el elemento antropomorfo de sus dioses fue un precedente adaptado posteriormente por teotihuacanos, mayas y aztecas. No en vano, varios estudiosos han denominado a la olmeca la cultura madre de Mesoamérica.

Teotihuacán: la morada de los dioses.
En náhuatl la palabra Teotihuacán significa literalmente "Casa de los dioses", aunque en la actualidad se la conoce como la ciudad de las pirámides y es uno de los enclaves arqueológicos más visitados de Centroamérica.
Era una ciudad-estado de gran prosperidad y cargada de elementos míticos; como muchos rincones de la ciudad, la pirámide del Sol está construida teniendo en cuenta detalles astronómicos y mágicos. Recientemente se ha descubierto debajo de su base una cueva antiquísima que era lugar de peregrinación y contiene varias tumbas. No por casualidad se construyó la ciudad posterior sobre este santuario.
En México siempre se han venerado las cuevas como lugares sagrados, en ellos se establecía un punto de encuentro entre lo terreno y lo sobrenatural. Algunos antropólogos relacionan estos lugares con la figura materna, según un texto contenido en códices náhuatl, la Luna nació en la cueva de Teotihuacán.
Los constructores de Teotihuacán se plantearon su diseño como una imagen del cosmos, de igual modo que los aztecas consideraban Tenochtitlán el centro del universo.
Las pirámides estaban comunicadas por una avenida principal, llamada la calle de los Muertos.
La disposición de la pirámide del Sol es cuando menos curiosa, está erigida en un punto que guarda una perfecta armonía con los movimientos celestes, y en algunos de sus rincones sagrados se podía observar con exactitud la puesta de sol o los movimientos de las Pléyades.
El carácter de eje del mundo no es la única aportación teotihuacana a las culturas posteriores, también lo es su reorganización del panteón mesoamericano y la importancia del juego de pelota, así como las estatuas de Quetzalcóatl, divinidad estrella de los mayas y aztecas y que, era el centro de la leyenda tolteca.

Los toltecas: la leyenda del hombre-dios.
Tras la decadencia de Teotihuacán, varias poblaciones se unieron para crear la gran Tula o Tollán, otra ciudad-estado de los refinados toltecas: un pueblo que, según la leyenda, vivió feliz durante un tiempo en Tollán, gobernado por Quetzalcóatl. Este personaje era el héroe y no debe confundirse con el dios, más bien era su representante o personificación.
Quetzalcóatl -la serpiente emplumada- dictaba las leyes y edificó una pirámide y cuatro templos que señalaban a los cuatro puntos cardinales. También instauró las autoinmolaciones, aunque no permitía los sacrificios humanos. El equilibrio tolteca fue roto, siempre según las leyendas conservadas en varios códices, por la aparición del malvado Tezcatlipoca, que pretendía introducir en el reino tolteca los sacrificios humanos que la serpiente emplumada no permitía. Tezcatlipoca causó con sus malas artes la ruina del soberano, que tuvo que huir de Tollán, aunque otras versiones dicen que se autoinmoló quemándose. La leyenda también afirma que tal vez un día la serpiente emplumada vuelva y restaure su reino.
La identificación hombre-dios de Quetzalcóatl es una característica básica de la cultura tolteca, pero ejerció gran influencia en la civilización azteca. En esta figura se aúnan el poder cosmogónico y creador del dios con el poder político y de liderazgo del soberano.
El arquetipo de la serpiente emplumada ha llegado hasta nosotros como algo inmutable dentro del cambiante mundo de las religiones mesoamericanas.

Extracto: “Historia de las Religiones del Mundo”.

26/6/16

ASTROLOGÍA KÁRMICA -III-

Los nodos Lunares

Los nodos son los puntos del cielo definidos por la cruz que forman la trayectoria aparente del Sol alrededor de la Tierra y la de la Luna siempre en torno a la Tierra. El eje que conjuga los dos nodos (del Sur al Norte) indica la Vía que la Entidad ha escogido seguir para llevar a cabo su programa.
El nodo Sur recoge en sí las experiencias de las vidas precedentes, el Norte indica el fin que persigue en esta vida para ejecutar el programa escogido o aceptado. El nodo tiene un ciclo de 18-19 años, esto significa que cada 18-19 años el sujeto tiene la ocasión de renacer y de aportar las correcciones en la puesta en funcionamiento del programa o de aligerar los aspectos negativos del karma.
Es necesario tener presente que en el Nodo Norte están abiertas todas las posibilidades, al contrario en el Nodo Sur se imponen las condiciones que si llaman: inercia, apego, rechazo, debilidad. Es por lo tanto evidente que si el Karma es demasiado pesado, podría no ser suficiente una sola vida para disolverlo completamente, si, en caso contrario, no es demasiado denso, con el ejercicio del equilibrio energético, haciendo fluir las energías entre los polos opuestos, podrá disolverlo.
Todas las oposiciones planetarias que implican o no un retrógrado, indican una tensión energética que debe ser liberada, haciendo fluir energía. Del mismo modo esto puede ser activado entre el Nodo Sur y el Norte, utilizar positivamente esto que se pone a disposición por el Nodo Sur para llegar al Norte que debe funcionar como activador y como conductor. Pero si se invierte la circulación de energía si desploma en sí misma, en las propias costumbres, en lo ya vivido, en el apego, en la posesión y... ¡se repetirá una vez más la lección, con una deuda kármica mil veces más pesada!. Esto significa que es de vital importancia comprender el significado de los nodos Lunares en los Signos y en las Casas.
Recordamos finalmente que el uso de energía se deja como libre albedrío ¡tal vez!. Por otra parte, la energía primaria que podemos utilizar activando ciertos polos planetarios es un poco como un cuchillo: no es ni "bueno" ni "malo", es el uso que hace el hombre lo que lo convierte en "bueno" o "malo".

La Luna negra o Lilith

La Luna negra es el segundo foco de la elipse teórica diseñada por la Luna en su recorrido alrededor de la Tierra, tiene un periodo de evolución zodiacal de alrededor de nueve años. Simbólicamente representa la cara oscura de la Luna, es decir, la que se permanece siempre escondida a los ojos de los humanos. Hay dos formas de interpretar la Luna Negra: uno de tipo genetliaco, el otro de tipo kármico. La interpretación ordinaria está ligada a la sexualidad y a la sensualidad, en cuanto Lilith o luna infernal era la primera mujer de Adán. Lilith no procreó, representaba solo el sexo por el sexo y por eso mismo fue arrojada en el Mar Muerto a unos 328 metros bajo el nivel del mar y 962 metros bajo el nivel de Jerusalén. No es por nada, pero en el Mar Muerto no se da forma alguna de vida. Sin embargo, los fangos que se extraen del fondo son potentes estimulantes sexuales. Además, en el Mar Muerto la densidad salina es tan elevada, unas 5 veces más que la media marina, que hace que la sal no se hunda, y que se encuentren bloques de sal flotantes. Esto viene a decir: conservación, cristalización y purificación.

La Luna negra es similar a los Nodos, contiene en sí el programa a realizar, se apega a los instintos que están a su vez profundamente anclados en el fondo de nuestro inconsciente para obligarnos a evolucionar. Nos hará vivir situaciones que no conseguiremos controlar y que por lo tanto deberemos sufrir. Estaremos obligados a hacer frente a problemas no perceptibles hasta que sucedan, y no controlables mientras se desarrollan. La mente no podrá ejercer ningún poder sobre ella y sobre lo que ella supone. La mente en cuanto a la Luna negra hace olvidar de una vez para otra, o incluso de una vida a otra, las lecciones impartidas y no asimiladas. Es activa para hacer vivir el día a día, instante a instante, o mejor dicho, el aquí y el ahora. Si se está imposibilitado para programar, razonar, controlar y se puede solo sufrir. Al ser puestos frente a nosotros mismos, no se puede y no se debe hacer trampas con uno.... so pena de la caída en la oscuridad más absoluta.... Casi la de la muerte.
Lilith sugiere, manda, impone comportarse de un cierto modo y si se la vive mal, oponiéndose a ella, se corre el riesgo del bloqueo de las energías. Por tanto, no se pueden corregir las dificultades del Signo donde se encuentra Lilith, se estará obligado a dejarse llevar y a adaptarse día a día a eso que nos somete. Pero Lilith cuando pone obstáculos, lo hace para salvaguardarnos del mal, de hecho se convierte en un ángel de la guarda que teniendo el conocimiento de nuestro pasado kármico y de nuestros errores, actúa de modo en que seamos bloqueados antes de actuar de modo negativo ya sea respecto a nosotros mismos o respecto a los otros.

Fuentes:
M. Schulman - Astrología Kármica - vol 1° y 2°
D. Koechlin de Bizemont - Astrologie Karmique. Les noeuds lunaires et la lune en Astrologie Planetes d'ombre et de lumiere - Ed. L'Age du. Verseau.

20/6/16

ASTROLOGÍA KÁRMICA -II-

PLANETAS RETRÓGRADOS

Mercurio Retrógrado
Mercurio retrógrado indica dificultades de comunicación o modo poco práctico de afrontar la vida. El sujeto es nervioso o inestable, tiene siempre necesidad de moverse, las vidas precedentes se han vivido de forma caótica, sin organización, sobretodo mental. En esta vida, debe aprender el orden, la disciplina y debe ponerse a perseguir objetivos precisos y en modo cuidadoso y metódico. Siendo Mercurio, un planeta rápido, mediante las progresiones se puede verificar cuando se pondrá directo y al terminar el retroceso, el bloqueo se superará. Si era retrógrado Natal, el bloqueo puede durar años hasta ponerse directo.

Venus Retrógrado
Venus Retrógrado es indicativo de una vida afectiva difícil. El sujeto es llevado a actuar de manera contradictoria con la pareja. Por un lado intenta programar la relación de manera exigente, del otro reacciona del modo contrario a lo programado, existe entonces una desarmonía de fondo entre los objetivos amorosos y el modo de vivir el amor y los afectos. La falta de seguridad interior impide al sujeto relaciones serenas con el sexo opuesto, también a causa de una soledad afectiva interior, viene por lo tanto sometida a una tensión tal en las relaciones afectivas que al final este sujeto se bloquea a sí mismo y a sus propios sentimientos.
Venus retrógrado indica un karma muy pesado en el ámbito afectivo: el sujeto no había comprendido mucho del amor en las vidas precedentes, el comportamiento inadecuado le aportará muchos sufrimientos. En esta vida, el recuerdo de aquel dolor le impide darse completamente.
A veces, en los hombres más que en las mujeres, Venus retrógrado indica tendencias o comportamientos homosexuales en la vida precedente, la sospecha de infidelidad y de intereses egoístas anida en sus mentes y esto los lleva a rechazar incluso la idea del amor. Cuando Venus retome el movimiento directo, el sujeto mejorará sensiblemente su vida afectiva.
Lección Kármica con Venus Retrógrado: Amar o intentar amar sin apegos y sin posesividad.

Marte Retrógrado
Marte Retrógrado indica un mal uso de la energía en las vidas precedentes. El sujeto tiene graves problemas al adaptar su comportamiento como respuesta a las situaciones que la vida le pone, emplea demasiada energía y de modo puntual e impulsivo, creyendo encontrarse de nuevo en viejas situaciones en las cuales se debió defender porque lo atacaban. En esta vida tiende a exteriorizar las cualidades negativas de Marte, mejor la muerte hoy que sufrir mañana, o bien impulsividad, violencia, cólera, sexualidad agresiva. El sujeto debe aprender en esta vida a vivir aquí y ahora y debe tratar de totalizar las energías a su disposición poniéndolas al servicio de los otros en modo da digerir una parte del karma negativo, utilizando mejor las energías físicas y vitales que la Entidad tiene a su disposición en esta encarnación.

Júpiter Retrógrado
El significado principal de Júpiter es "expansión", de esto deriva el sentido práctico, la fe, la confianza, las riquezas, la fortuna y la felicidad. Un Júpiter retrógrado indica que la Entidad no ha sabido usar, o ha usado mal o para fines egoístas una o más de una de las cualidades citadas en las vidas precedentes. Las vidas precedentes, entonces, han sido vividas en el despilfarro o en la escasez y no han aportado los frutos previstos, o aún peor, la persona ha rechazado los sacrificios para la salida del programa, con lo que no se ha dado ningún progreso. Es necesario, en esta vida, recomenzar todo desde el principio.

Saturno Retrógrado
Saturno, según algunos autores, es considerado el Señor del Karma, con lo que, cuando está retrógrado señala pesadamente uno o más sectores vividos por el sujeto en los cuales no va a haber evolución, al contrario, esos ámbitos son los que han sido más veces propuestos y ya han cristalizado. En esta encarnación, la Entidad se los reencuentra frente a frente para resolverlos en términos de responsabilidad.
Saturno retrógrado, entonces, representa un karma que viene propuesto de nuevo una vez más, en cuanto la Entidad ha tenido otras ocasiones para resolverlo, pero no ha encontrado el coraje para liquidarlo y esta vez el alma sentirá un gran peso, se sentirá anclada, atada desde todas las partes y sobre todo debe aprender la lección y resolver. Se repiten las clases en lecciones que no han sido aprendidas, ¡se parte de cero!.
El sujeto que posee esta configuración planetaria es un alma vieja que ha adquirido mucha sabiduría a través de los siglos y las vidas precedentes. Habiendo ya experimentado tanto el derroche como la futilidad sabe apreciar lo que recibe y toma esta encarnación muy seriamente. La Entidad debe concentrarse, saber usar todas las fuerzas para llegar a cumplir su deber.

Urano Retrógrado
Este planeta indica el espacio y en particular el espacio interior. Este espacio, en cierto sentido, representa la libertad divina que se da a cada Entidad y sin la cual no es posible expresar Amor. El nativo con Urano retrógrado tiene siempre la sensación de falta de espacio, tiene siempre miedo de estar obligado, sofocado, bloqueado, limitado.
Revolucionario, de manera sistemática, contesta cualquier forma de jerarquía y de autoridad. No se le puede obligar a hacer de secundario de nadie, o utilizarlo como subordinado. El karma indica que debe ser un símbolo de libertad para los que se comportan como borregos, siempre presos del miedo.

Neptuno Retrógrado
El influjo general de Neptuno está, a veces, mal interpretado y esa mala interpretación se agrava cuando se lo clasifica entre los maléficos. En realidad Neptuno juega un gran rol en la liberación de las deudas kármicas. Tendiendo a disolver el ego y por lo tanto, las ilusiones a las que el sujeto se había apegado, no hace otra cosa que despegarlo de las apariencias y de las cosas de este mundo, la Entidad se desembaraza de los falsos valores heredados en sus vidas precedentes.
Por otra parte, Neptuno es el planeta del olvido que permite el perdón, la lección kármica neptuniana: ¡olvidar para perdonar!, y por lo tanto, permite a la Entidad tomar distancia de las cosas para poder sintonizar con el cosmos y con las leyes divinas. Cuando Neptuno está retrógrado y mal aspectado la Entidad soporta mal el peso del duelo terrenal y tiende a refugiarse en las drogas, el alcohol, el sexo, las evasiones místicas. Un Neptuno retrógrado, para algunos autores, indica un alma que ha vivido, al menos, una vida precedente en la Atlántida, hace 10.000 años.

Plutón Retrógrado
Plutón por su naturaleza es un significador kármico, es portador de información sobre las vidas precedentes, indica en esta encarnación los cambios de dirección, las transformaciones dolorosas y radicales que deberá sobrellevar la Entidad para una reorientación hacia las nuevas exigencias espirituales. Indica la posibilidad del crecimiento del alma. El sujeto se verá obligado por los sucesos de su vida a transformarse: la muerte (real o simbólica) de personas, ideas y cosas en que cree lo llevará a la transformación que le dará acceso a un estado superior.

Fuentes:
M. Schulman - Astrología Kármica - vol 1° y 2°
D. Koechlin de Bizemont - Astrologie Karmique. Les noeuds lunaires et la lune en Astrologie Planetes d'ombre et de lumiere - Ed. L'Age du. Verseau.

17/6/16

ASTROLOGÍA KÁRMICA -I-

Cuando en un tema natal un planeta se presenta retrógrado, indica una atenuación de sus efectos y por lo tanto un efecto tardío ya sea por aspectos o por posición. Respecto al significado kármico, indican la repetición de una lección o de experiencias mal vividas, que no han llevado a satisfacer el programa inicial de la reencarnación o del conjunto de encarnaciones de las que se proviene. También el número de planetas retrógrados en un mismo tema natal es un índice de la ancianidad de la entidad encarnada.

Los planetas retrógrados y el Karma.
El planeta retrógrado, desde el punto de vista del karma es un efecto. Se hace necesario, entonces, si se tiene un efecto, buscar e indagar sobre la causa. Las causas radican en nosotros mismos, en nuestros comportamientos, en nuestras elecciones, hechas tal vez en otras vidas. Tales efectos, provenientes de decisiones, hechos, omisiones, vistos como causas, no se solucionan ni de modo gordiano, ni haciendo regresiones prenatales que llevan ni se sabe donde, pero en primera instancia yendo al astrólogo kármico para tener indicaciones y después tomando conciencia en sí mismo, de sí mismo para después comprender como deshacer los nudos con inteligencia, perseverancia y amor. Un trabajo tal no disolverá quizá todos los nudos pero al menos no añadirá más posteriormente.

TIPOS DE KARMA

Karma positivo:
Es un karma de mérito, que forma parte de energías bien utilizadas en el pasado o en vidas precedentes. Tales energías son benéficas y pueden conducir a optimas realizaciones y elecciones, y por lo tanto ayudar a la reorientación si es necesario y a la salida del programa.
Algunos planetas retrógrados tiene tal acción: los que forman aspectos de sextil(60º) o trígono(120º) con otros planetas o entre ellos mismos. En este caso, forman parte de un karma de retribución positiva. La acción del planeta está fuertemente velada por la inconsciencia, pero la energía en juego puede producir efectos positivos si el sujeto decide trabajar seriamente sobre sí mismo. Debe comprender como el comportamiento daña a los propios objetivos. Cuando el planeta se pone directo, si se pone, liberará los efectos esperados. Pero es necesario recordar que trabajando con el karma y sobre el karma no se trabaja por una recompensa, al contrario, los resultados se obtienen bajo el impulso del deseo que a su vez será productor de otro karma que continuará a girar en torno al fuego fatuo del propio egoísmo.

Karma negativo:
Si los planetas tienen aspectos negativos, oposición(180º), cuadratura(90º), sesquicuadratura(135°) o quincucio(150°), se tratará de karma de retribución negativa: el sujeto no consigue evitar las consecuencias de la oscuridad en torno al planeta en examen, viene preso en la trampa kármica que tal vez ha preparado para otros, se debate, pero no hace más que enredarse siempre en la maraña que trata de desenredar. El sujeto puede llegar a decir que es víctima del destino e intenta de arrojar hacia el mundo sus propias culpas, creando así nuevo karma, presentando su propia dimisión ante sí mismo y sus obligaciones en lugar de responder con un acto de servicio y humildad.

Karma de obligación:
Este tipo de karma es a menudo puesto en evidencia por los aspectos de grados 36, 72, 80 y 108 (decil, quintil, binovil y tridecil). Se trata de un karma específico de un sector de vida, quedando libres los demás sectores. La obligación se refiere la mayor parte de las veces a un miembro de la familia o a una pareja. Tal karma se crea en otra vida, tal vez con otra persona. En esta vida no habrá elección posible, se deberán llevar a cabo las experiencias necesarias para disolver ese karma. Normalmente tales recaídas deben ser aceptadas, en caso contrario, se repetirá de nuevo la lección en la próxima vida.

Karma en suspensión:
Este tipo de karma está ligado a los planetas que retrogradan durante el curso de la existencia (aspectos de tránsito) y puede ser tanto de obligación como de retribución. Tal tipo de karma no es visible en el tema natal y se pone en evidencia mediante los tránsitos, más específicamente con el Nodo Lunar Norte, o a través de las progresiones del tema natal, al inicio de la retrogradación del planeta en una específica Casa natal. Se puede decir que esta retrogradación es la manifestación kármica que hace suponer una predestinación del ser a sufrir reveses sociales, profesionales y personales en modo de disolver karma en vida.

Karma de agresión:
Está ligado a los Signos Cardinales (Aries-Libra y Cáncer -Capricornio) y a los planetas Marte y Plutón. Corresponde a todas las formas de agresividad ejercida sobre los otros, a la mala utilización de la energía en el plano material (sexual, racismo, problemas de pareja, tiraría, intolerancia, etc.). Cuando se tienen aspectos de oposición, cuadratura, o una combinación de ellas, es decir una T cuadrada o una Gran Cruz, donde están implicados los Signos Cardinales, querrá decir que en las precedentes existencias se han desarrollado las cualidades negativas en detrimento de los otros, lo cual ha creado este tipo de karma.
Las posiciones de Marte y Plutón en Casas y Signos podrán representar una clave de lectura y canalización de la energía bloqueada. En esta existencia se tiene la oportunidad de llegar al equilibrio llevando a cabo el propio deber sin recompensa alguna, compensando pues con un karma positivo de servicio y de devoción.

Karma de posesión:
Está ligado a los Signos Fijos (Tauro - Escorpión y Leo - Acuario) y a Venus-Neptuno, correspondientes a todas las formas de posesividad en las relaciones con las personas y las cosas. Representa entonces, los desequilibrios emocionales, los deseos y las pasiones mal llevadas, el orgullo, el egocentrismo y todo lo que tiene que ver con sexualidad poder y dinero.
Si se tienen aspectos de oposición, cuadratura, o una combinación de ellas, es decir una T cuadrada o una Gran Cruz, donde están implicados los Signos Fijos, querrá decir que en las precedentes existencias se han desarrollado las cualidades negativas, en detrimento de los demás, cosa que ha creado este tipo de karma.
Las posiciones de Venus y Neptuno en Casas y signos podrán representar, respectivamente, una clave de lectura y canalización de la energía bloqueada. La palabra clave de liberación de tal tipo de karma es: libertad, dada a los otros y obviamente no retribuida, servicio para los otros gratuito y sin afecto por su parte.

Karma de ignorancia:
Está ligado a los Signos Mutables (Géminis - Sagitario y Virgo - Piscis) y a Mercurio-Urano, corresponde al mal uso de la Comunicación y del Conocimiento para fines egoístas, incluidas las traiciones a todos los niveles. Cuando se tienen aspectos de oposición, cuadratura, o una combinación de ellas, es decir una T cuadrada o una Gran Cruz, donde están implicados los Signos Mutables, querrá decir que en las precedentes existencias han sido desarrolladas las cualidades negativas.
Las posiciones de Mercurio y Urano en Casas y Signos podrán representar una clave de lectura y canalización de la energía bloqueada. En esta vida se puede reequilibrar, desarrollando una actividad de Comunicación y Conocimiento al servicio de los otros, obteniendo a cambio dificultades para ser comprendidos, estafas, caídas psicológicas, enfermedades de los nervios, etc. etc.

Fuentes:
M. Schulman - Astrología Kármica - vol 1° y 2°
D. Koechlin de Bizemont - Astrologie Karmique. Les noeuds lunaires et la lune en Astrologie Planetes d'ombre et de lumiere - Ed. L'Age du. Verseau.

26/5/16

LA TRIADA ESPIRITUAL

Todo el mundo antiguo estaba bañado por la luz de la creencia en la inmortalidad del hombre; vivía diariamente en ella, llenaban con ella su literatura y con ella cruzaban en paz las puertas de la muerte.

Sigue siendo un problema el por qué el Cristianismo, que ha confirmado esta creencia de un modo tan vigoroso como plácido, ha hecho desarrollar el terror excepcional a la muerte, el cual ha tenido un papel tan importante en su vida social, su literatura y sus artes. No es sólo la creencia en el infierno la que ha rodeado la tumba de terror, pues otras religiones han tenido sus infiernos y sin embargo, sus partidarios no han sido atormentados por este temor sombrío. Los chinos por ejemplo, que consideran la muerte como cosa ligera y trivial, creen en una serie de infiernos que no tiene igual en la variedad de sus tormentos.
Puede ser que la diferencia dependa más bien de la raza que de las creencias; que la vida vigorosa de Occidente se atemorice ante su antítesis y que su sentido común, poco imaginativo, encuentre que el estado incorpóreo esté demasiado falto de confort positivo; mientras, por el contrario, el Oriente, más soñador y místico, se inclina a la meditación y está siempre procurando libertarse de la esclavitud de los sentidos durante la vida terrestre, razón por la cual considera el estado incorpóreo como sumamente deseable, por ser el que mejor conduce a la libertad del pensamiento. Antes de empezar, sin embargo, a tratar de lo que es el hombre en el estado post mortem, es necesario hacer un breve bosquejo sobre la constitución del hombre, según se la considera por la filosofía esotérica; pues debemos tener en cuenta los constituyentes de su ser, antes de poder comprender su integración.

El hombre se compone de:
- La Triada inmortal.
Atma
Buddhi
Manas
- El Cuaternario perecedero.
Kama
Prana
Cuerpo etéreo
Cuerpo físico.

El cuerpo físico, es la forma exterior tangible compuesta de varios tejidos.
El doble etéreo es el cuerpo sutil.
Prana, es la vitalidad, la energía integradora, que coordina las moléculas físicas y astrales y las mantiene juntas en un organismo definido; es el aliento de la vida en el organismo, la parte del Aliento Universal de Vida, de que se apropia el organismo durante el breve tiempo de la existencia a que damos el nombre de "vida".
Kama es el conjunto de los apetitos, pasiones y emociones, que son comunes al hombre y a la bestia.
Manas es el Pensador que está en nosotros, la Inteligencia; Buddhi es el vehículo donde mora Atma, el Espíritu, y por el cual únicamente puede manifestarse.
Ahora bien; el lazo entre la Triada inmortal y el Cuaternario perecedero, es Manas, que es dual durante la vida terrestre o la encarnación, y funciona como Manas superior y Manas inferior. El Manas superior envía un rayo, que es el Manas inferior, el cual funciona, en y por medio del cerebro humano, como conciencia cerebral, como inteligencia razonadora. Este se enlaza con Kama, la naturaleza pasional, de modo que las pasiones y emociones se convierten en una parte de la Mente, como lo define la sicología moderna; y así tenemos formado el lazo entre la naturaleza superior y la inferior del hombre, perteneciendo este Kama Manas a lo superior por sus elementos manásicos, y a lo inferior por los kámicos. Como este Kama manas constituye el campo de batalla durante la vida, por eso juega un papel importante en la existencia post mortem.

Clasificaremos ahora nuestros siete principios de un modo algo diferente, teniendo en cuenta este enlace, en Kama-Manas, de los elementos perecederos e imperecederos.

INMORTAL
Atma- Buddhi- Manas Superior
CONDICIONALMENTE INMORTAL
Kama Manas
MORTAL
Prana– Cuerpo Etéreo – Cuerpo Físico

Algunos escritores cristianos han adoptado una clasificación parecida a ésta, declarando que el Espíritu es inherentemente inmortal por ser Divino; que el Alma es condicionalmente inmortal, es decir, capaz de conquistar la inmortalidad por su unión con el Espíritu; y que el Cuerpo es mortal por su propia naturaleza. La mayor parte de los cristianos indoctos, dividen al hombre en dos: el Cuerpo que perece o lo que muere, y el algo llamado Alma o Espíritu, que sobrevive a la muerte. Esta explicación es inadecuada, si es que debemos buscar una explicación racional o una exposición lúcida del fenómeno de la existencia post mortem.

El aspecto triple de la naturaleza del hombre, presenta un modelo más racional de su constitución; pero no es a propósito para explicar muchos fenómenos. Sólo la división septenaria puede dar una teoría racional que concuerde con los hechos.
La parte de La Constitución Septenaria del Hombre, trata de que el doble etéreo es el vehículo de Prana, el principio vital o vitalidad. Por medio del referido vehículo ejercita Prana la fuerza directora y ordenadora de que se ha hablado antes, y la "muerte" sólo toma posesión triunfante cuando el doble etéreo se separa definitivamente rompiéndose el delicado cordón que lo une al cuerpo. Este proceso de separación ha sido visto y descrito minuciosamente por clarividentes. Así es como Andrew Jackson Davis, "el clarividente de Ponghkeepsie", describe el modo cómo él mismo vio verificarse esta separación del cuerpo etéreo. Y declara que el cordón magnético no se rompió hasta treinta y seis horas después de la muerte aparente.
Otros han descrito en términos parecidos cómo habían visto una débil nubecilla color violeta, desprenderse del cuerpo moribundo condensarse gradualmente en una forma que era el doble de la persona expirante, unida a la misma por un cordón luminoso. El rompimiento de este cordón significa la destrucción del último lazo magnético entre el cuerpo físico y los demás principios de la constitución humana; el cuerpo se ha separado del hombre; éste ha desencarnado.
Seis principios permanecen todavía como su constitución inmediatamente después de la muerte, habiendo sido abandonado el séptimo o Cuerpo físico como un vestido que se nos quita. La muerte consiste verdaderamente en un proceso repetido de desnudarse. La parte inmortal del hombre arroja de sí, una después de otra, sus envolturas externas, y lo mismo que la mariposa de su crisálida, sale de aquellas y pasa, a un estado superior de conciencia. Ahora bien; es un hecho que esta salida del cuerpo y la permanencia de la entidad consciente, ya sea en el doble astral o ya sea en un cuerpo de pensamiento aun más etéreo, puede tener lugar durante la vida terrestre; de manera que el hombre puede familiarizarse con el estado desencarnado y llegar a no sentir los terrores que rodean lo desconocido.
No puede ir muy lejos de su cuerpo, estando en el doble etéreo, porque éste está siempre relacionado con aquél por el delicado cordón cuyo rompimiento acarrearía la muerte; pero, sin embargo, puede reconocerse como entidad consciente en aquel vehículo, y comprobar para su satisfacción, que la vida no depende de su funcionamiento en el
cuerpo. Si aprende el modo de usar de su cuerpo de pensamiento, entonces ya no se hallará limitado a la vecindad de su cuerpo material, al penetrarse, de modo completamente consciente, de la independencia de la inteligencia espiritual.

Giordano Bruno, uno de los más grandes maestros de nuestra filosofía en la Edad Media, describió admirablemente la verdad respecto del cuerpo y del hombre.
Del hombre verdadero dice: "Estará presente en su cuerpo de tal modo, que la mejor parte de sí mismo estará ausente de él y se unirá por medio de sacramento solemne a las cosas divinas, de una manera tal, que no sentirá ni amor ni odio por las cosas mortales.
Se considerará como amo, y, por tanto, no deberá ser el servidor ni el esclavo de su cuerpo, que mirará sólo como la prisión que mantiene su libertad confinada, como la liga que pega sus alas, como cadenas que atan firmemente sus manos como postes que fijan sus pies, como velo que ciega su vista. Que no sea ni servidor, ni cautivo, ni cogido en el lazo, ni encadenado, ni perezoso, ni incapaz ni ciego, pues el cuerpo que abandona no puede tiranizarle; de manera que así, el espíritu se le presenta, en cierto modo, como el mundo corporal, y la materia se encuentra sometida a la divinidad y a la naturaleza".
Cuando de este modo llegamos a considerar el cuerpo, y ganamos nuestra libertad por la conquista del mismo, la muerte pierde para nosotros todos sus terrores, y a su contacto, el cuerpo se desprende de nosotros como un vestido, y fuera de él permanecemos erguidos y libres.

El Dr. Franz Hartmann escribe lo siguiente sobre estos mismos pensamientos:
"Según ciertas opiniones de Occidente, el hombre es un mono desarrollado. Según las ideas de los sabios indios, que también coinciden con las de los filósofos de las edades pasadas y con las enseñanzas de los místicos cristianos, el hombre es un Dios que está unido durante su vida terrestre por medio de sus propias tendencias carnales, a un animal (su naturaleza animal).
El Dios que mora en él, dota al hombre de sabiduría. El animal lo dota de fuerza. Después de la muerte, el Dios se liberta del hombre separándose del cuerpo animal. Como el hombre lleva dentro de si esta Conciencia divina su deber es luchar contra sus inclinaciones animales y levantarse por encima de ellas con la ayuda del principio divino, tarea que no puede llevar a efecto el animal, y la cual, por tanto, no se exige a éste".
El "hombre", usando la palabra en el sentido de la personalidad que le da la última parte de la anterior sentencia, es inmortal sólo condicionalmente; el hombre verdadero, el Dios se liberta y con él va la parte de la personalidad que se ha elevado a unirse con lo divino. El cuerpo, abandonado de este modo al tumulto de las innumerables vidas mantenidas antes en sujeción por Prana, actuando por medio de su vehículo el doble etéreo, principia a decaer, es decir, a desorganizarse, y con la desintegración de sus células y moléculas, sus partículas pasan a formar parte de otras combinaciones. A nuestra vuelta a la tierra, podremos encontrar otra vez algunas de aquellas mismas vidas innumerables que en una encarnación anterior hicieron de nuestro cuerpo su morada pasajera; pero por ahora no nos ocupamos sino de la desorganización del cuerpo, cuyo último aliento vital ha concluido y cuyo destino es la desintegración completa. Así, pues, para el cuerpo físico la muerte significa la disolución como organismo, el aflojamiento de los lazos que unían a los muchos en uno solo.

Extracto: “Formas de vida después de la muerte” de Annie Besant

22/5/16

EL DOBLE ETÉREO

El doble etéreo es el duplicado del cuerpo físico del hombre. Se le ve algunas veces durante la vida cerca del cuerpo y sus salidas de éste se notan generalmente por la pesadez o semi letargo del mismo. Actuando como el receptor o vehículo del principio de vida durante la vida terrestre, su separación del cuerpo se señala naturalmente por el descenso de todas las funciones vitales, aún cuando el cordón que une a ambos esté todavía intacto, el rompimiento de este cordón acarrea la muerte del cuerpo.

Cuando el doble etéreo deja finalmente el cuerpo, no se va a distancia de éste. En los casos normales permanece flotando sobre él, siendo su estado de conciencia soñoliento y tranquilo, a menos que al lado del cadáver que acaba de abandonar, haya manifestaciones ruidosas de dolor y emociones violentas y aquí conviene decir que durante el lento proceso de la muerte, mientras el doble etéreo está efectuando su separación del cuerpo, y también después de verificada aquella, debe observarse gran tranquilidad y dominio de sí mismo en la cámara mortuoria. Pues durante este tiempo, toda la vida pasa velozmente en revista delante del ego, como lo han relatado los que se han estado ahogando y han pasado a este estado de inconsciencia y casi de muerte.

Un maestro ha escrito:
En el último momento toda la vida se refleja en nuestra memoria y surgen de todos los ángulos y rincones olvidados, cuadro tras cuadro, suceso tras suceso... El hombre puede parecer a menudo muerto; sin embargo, desde la última pulsación, desde el último latido del corazón, hasta el momento en que la última chispa de calor animal abandona al cuerpo el cerebro piensa, y el ego pasa durante estos breves segundos por toda su vida. Los que asistís a tales momentos, y os encontráis en la presencia solemne de la muerte, debéis observar quietud, precisamente después que la muerte ha extendido su viscosa mano sobre el cuerpo. Hablad quedo, porque de lo contrario, perturbaríais el tranquilo manar del pensamiento, y pondríais obstáculos a la obra laboriosa del pasado que lanza sus reflejos sobre el velo del futuro”.
Este es el tiempo durante el cual las imágenes del pensamiento de la vida terrestre que termina agolpándose alrededor de su productor, se agrupan y entremezclan formando la imagen completa de aquella vida, e imprimiéndose en su totalidad en la luz astral. Las costumbres dominantes, las tendencias más pronunciadas del pensamiento confirman su preeminencia y se estampan como cualidades características, que aparecerán como "cualidades innatas" en la encarnación siguiente. Este balance de las cuentas de la vida, esta lectura de los anales kármicos, es demasiado solemne e importante para ser perturbado por las lamentaciones intempestivas de los parientes y amigos.
"En el momento solemne de la muerte, aún cuando sea repentino, el hombre ve su vida entera pasar ante su vista en sus más minuciosos detalles. Por un corto instante, lo personal se funde con el Ego individual, conocedor de todo. Pero este instante es suficiente para demostrarle toda la cadena de las causas que han funcionado durante su vida. Se ve y se comprende entonces tal como él es, permaneciendo como espectador mirando al escenario que abandona".
A esta vívida perspectiva, sigue, en las personas ordinarias, el ensueño tranquilo semiconsciente de que se ha hablado, al flotar el doble etéreo sobre el cuerpo a que ha pertenecido, y del que ahora se halla completamente separado. Algunas veces este doble es visto por personas en la casa o en la proximidad de la misma, cuando el pensamiento del moribundo se ha fijado de un modo intenso en alguno de los que deja, cuando alguna grande ansiedad ha preocupado a la mente en el último momento, algo que se ha dejado por hacer y que es necesidad que se haga, o cuando algún trastorno local ha perturbado la tranquilidad de la entidad que parte.
Bajo estas condiciones u otras similares, el doble puede ser visto u oído; cuando se le ve, muestra la conciencia soñolienta y obscurecida que se ha mencionado, silencioso, vago en su aspecto y no se comunica. A medida que transcurren los días, los cinco principios superiores se desprenden de la envoltura del doble etéreo y arrojan de sí a éste como lo hicieron antes con el cuerpo físico. Pasan luego, como entidad quíntuple, a un estado dejando al doble etéreo con el cuerpo y convirtiéndose así en un cadáver etéreo, lo mismo que el cuerpo se había antes convertido en un cadáver físico.
Este cadáver etéreo permanece cerca del físico, y ambos se desintegran a la vez: los clarividentes ven estos despojos etéreos en los cementerios, mostrando algunas veces cierto parecido al cadáver y otras veces apareciendo como un vapor o como una luz violeta. Un cadáver etéreo así ha sido visto por un amigo mío, pasando por el estado horrible y repulsivo de la descomposición, visión espantosa, ante la cual la clarividencia no es ciertamente un don feliz. Este proceso continúa pari pasu, hasta que todo el cadáver físico queda reducido a esqueleto y las partículas desintegradas han ido a formar parte de otras combinaciones.
Una de las grandes ventajas de la cremación, aparte de las condiciones sanitarias, consiste en la pronta devolución a la Madre Naturaleza, por medio del fuego, de los elementos materiales que componen el cadáver físico y el etéreo. En lugar de una descomposición lenta y gradual, tiene lugar una rápida desintegración, sin que queden restos físicos ni etéreos que produzcan perjuicios posibles en los planos respectivos. El cuerpo etéreo puede, hasta cierto punto, ser vivificado por un corto período después de la muerte.

EI Dr. Hartmann, dice:
"El cadáver fresco de una persona que haya muerto repentinamente, puede ser galvanizado en una apariencia de vida por la aplicación de una batería galvánica. Del mismo modo el cadáver etéreo de una persona puede ser dotado de una vida artificial por medio de la infusión de parte del principio vital de un médium. Si este cadáver es el de una persona muy intelectual, puede hablar muy inteligentemente, y si es el de un tonto, hablará como tal".
Este pernicioso procedimiento no puede verificarse sino en la vecindad del cadáver y por un tiempo muy limitado después de la muerte; pero se registran casos de tales galvanizaciones del cadáver etéreo, ejecutadas en la tumba de la persona fallecida. Inútil es decir que semejante operación pertenece sin género de duda a la magia negra y es por completo perversa. Los cadáveres etéreos, lo mismo que los físicos, si no se les destruye prontamente por el fuego deben dejarse en el silencio y en la oscuridad; silencio y oscuridad cuya interrupción constituye una de las mayores profanaciones.

Extracto: “Formas de vida después de la muerte” de Annie Besant

19/5/16

EL RAYO DE LA CREACIÓN

Los Centros Superiores (Mental y Emocional) están desarrollados en nosotros y nos transmiten mensajes que debemos aprender a captar conscientemente. Sin duda, el significado de tales sueños transcendentales, pertenece al mismo orden que a la realización en si del Rayo de la Creación, y en particular, a la Octava Lateral del Sol...
Samael Aun Weor “Doctrina Secreta de Anahuac”.

Ahondando en las cuestiones esotéricas, en el libro titulado “Gnosis, Cristianismo Esotérico” de Boris Mouravieff, editado por CS Ediciones (Argentina), se puede encontrar algo referente a la Octava Lateral del Sol. Dado que los datos revelados son coincidentes con la Doctrina Gnóstica develada por el Maestro Samael Aun Weor, transcribimos algunos párrafos para los estudiosos de la Filosofía Gnóstica y como elementos de comprensión en esto de la Octava Lateral del Sol y la Corriente del Sonido.

EL RAYO DE LA CREACIÓN

DO....Protocosmos: Soles Espirituales, Trascendentales, Divinidades.

SI......Ayocosmos: Todas las Galaxias

LA.....Macrocosmos: La Vía Láctea

SOL...Deuterocosmos: Nuestro Sistema Solar Ors.......DO

FA......Mesocosmos: El Planeta Tierra................................SI

MI.....Microcosmos: El Ser Humano....................................LA

RE.....Tritocosmos: Mundos infradimensionales...........SOL

Gran Octava Cósmica.                                             Octava Lateral
Corriente del Sonido.                                                     del Sol.

La Ley del Siete es, entonces, una ley general que rige todas las categorías de movimientos conscientes o mecánicos que se producen en el Universo Creado. Es decir, que todo movimiento o creación se desarrolla según una gama.”
Ahora bien, en toda escala, la progresión natural sufre una desviación, es ralentizada, a veces detenida entre los intervalos entre DO y SI, y entre FA y MI. He aquí el sentido profundo de la noción de “Destino”, tal como fue concebido por antiguos. De acuerdo a ellos, ni el mismo Zeus escapa a su imperio.”
En efecto, la acción del Absoluto, siguiendo en su obra creadora, el Rayo de la Creación, se somete igualmente a esta Ley. Como toda obra creadora, esta acción sigue (bien entendido), una gama descendente.”
Ahora bien, para que la Voluntad del Absoluto pueda pasar al estadio de la manifestación y a continuación llegar a través de todos los escalones de la gama del Rayo de la Creación hasta el punto final que es la nota RE (que para este autor es la Luna, pero en el Esoterismo Gnóstico el Rayo de la Creación termina en el Mundo Sumergido o Avernus religioso), era y sigue siendo necesario superar en primer lugar el intervalo entre DO y SI y luego neutralizar la tendencia a la desviación causada por el ralentí que sufre su progresión entre FA y MI.”

El Primer Intervalo es superado por la Voluntad del Absoluto. Por medio de su Voluntad creadora que aparece en ese punto como un esfuerzo consciente, dador del Primer Impulso a la Creación pre-meditada y pre-resuelta. Esta Fuerza Creadora es el Amor.”
En cuanto al Intervalo entre FA y MI (de la Gran Octava), está igualmente colmado por la Voluntad del Absoluto, pero no ya directamente como en el primer caso. Esta Voluntad actúa aquí en segundo grado, pero siempre como Fuerza Creadora de Amor. Aparece ahora sobre el plano inferior correspondiente al intervalo en cuestión. En este aporte complementario de Fuerzas en el lugar y momento cósmicos deseados, permiten a la Primera Acción Creadora proseguir sin trabas su desarrollo.”
Técnicamente, la transmisión de la Energía Creadora a través del Segundo Intervalo se realiza por la introducción en la ejecución del Plan Cósmico, de una Octava Auxiliar Lateral. Con la creación del Mundo Planetario, el SOL de la Gran Octava comienza a resonar como el DO de la Octava Lateral.”
Si echamos una mirada sobre el esquema que representa la Octava Cósmica, podemos constatar que entre el Absoluto y el Sol no existe ningún cuerpo intermediario de naturaleza substancialmente distinta. En efecto, las notas SI (todas las galaxias) y LA (la Vía Láctea), están compuestos de cuerpos en diferentes estadios de su existencia (formación, madurez, envejecimiento, muerte), pero todos semejantes o al menos análogos a nuestro Sol.”
El Sol, al igual que todas las estrellas del Universo Astronómico (donde cada uno es el Sol de su propio sistema) representan un conjunto. Y entre el Absoluto y este conjunto que, en la Tradición es considerado como el CUERPO DEL CRISTO CÓSMICO, no existe ningún cuerpo intermediario, que sea por naturaleza, diferente. En efecto, no se concentran allí más que diversos agrupamientos de cuerpos de la misma Naturaleza Solar. Es por esto que el espíritu de ese Cuerpo Solar Integral ha sido considerado como el ser consubstancial al Absoluto (engendrado y no creado), el Hijo de Dios, el Cristo Cósmico, decimos nosotros.”
Su manifestación en el Rayo de Creación aparece precisamente, por el hecho de que la nota SOL de la Gran Octava resuena como el DO de la Octava Lateral, ligada indiscutiblemente a ese mismo Rayo de Creación".
La Octava Lateral es, en el Universo, el conductor de la Vida en sus diferentes formas. Espíritu del Sol, el Cristo vive; comprende la plenitud de la Vida Solar Planetaria y de los Satélites bajo todas sus formas presentes, desaparecidas o por venir. Tal es el Sentido general de la Octava Lateral.”

Concluiremos diciendo que hacia arriba o hacia abajo, es decir en una escala ascendente o descendente dentro de la Corriente del Sonido se hace necesario un impulso, un shock basado siempre en la Fuerza Crística Solar, para que los nodos de los intervalos no detengan nuestra creación y proyección que debe darse en forma continua y prolongada hasta retornar al Absoluto, Semillero Cósmico de donde un día partimos.
Si uno se propone en la vida realizar un programa, un proyecto, habrá de comenzar inevitablemente por la nota DO, proseguirá con la RE, y llegara a nota MI. Al llegar a esa parte, pues tendrá dificultades, inconvenientes, porque hay una pausa entre la nota MI y la nota FA; entonces tiende la CORRIENTE DEL SONIDO a regresar al punto de partida original, y como secuencia o corolario, es apenas normal que el esfuerzo inicial decline, que el proyecto que se puso en marcha zozobre; pero si uno lanza un nuevo esfuerzo para atravesar la pausa, (la pausa que va desde la nota MI hasta el FA), es obvio, es apenas normal que se mantendrá en línea recta y hasta en ascendente el impulso inicial, y el proyecto triunfará.
Continuando, vemos que vienen luego las notas FA, SOL, LA, pero entre el SI y el DO, hay una nueva pausa. Si no se refuerza el impulso inicial, la CORRIENTE DEL SONIDO regresará al punto de partida original y fracasará la empresa, o el proyecto, o el negocio; así que es muy importante esto de las 7 notas musicales y la cuestión de la Corriente del Sonido.