10/4/12

LOS MOAIS DE RAPANUI


El descubrimiento data desde hace algunas semanas:  LOS MOAIS ¡Las estatuas de la isla de Pascua tienen un cuerpo!. Mientras que probablemente son conocidas por tener una cabeza gruesa, estas estatuas ocultan visiblemente numerosos secretos ya que más de la mitad de las estatuas están enterradas y revelan la existencia de un cuerpo y de manos. Si se atribuye a la pareja Routledge el descubrimiento de las partes enterradas de las estatuas de la isla de Pascua, bien es cierto que un grupo privado de búsquedas, recientemente excavó una de las estatuas para descubrir las numerosas escrituras sobre el cuerpo.  Situada en el océano Pacífico, esta isla volcánica fue descubierta por el navegante neerlandés Jakob Roggeveen, el día de Pascua del año 1722. 
Si ya son numerosos los misterios que rodean la isla de Pascua, el descubrimiento de estas escrituras enterradas subterráneas corren peligro de activar numerosos debates. Los científicos están de acuerdo casi totalmente en convenir que un cataclismo fue la causa por lo que la población (aproximadamente 4.000) de la isla desapareció.
 
¿Qué pasa con estos gigantes de piedra bajo tierra? ¿Han sido desde el principio obra de los rapanui (las primeras civilizaciones de la isla)?. La hipótesis más probable es que un antiguo maremoto barrió la isla y su civilización antigua, que se pierde en los tiempos remotos, está allí, bajo nuestros pies de turistas inconscientes, el tesoro escondido que nos espera. Las estatuas no han sido enterradas, pero posiblemente  el diluvio haya transportado y traído tantos pedazos, polvo y suciedad que la civilización ha quedado sepultada y desaparecida.
Pensamos aquí en el mito de la Atlántida y del continente de Mu cuyas leyendas resurgen en Internet con este descubrimiento excepcional.

2 comentarios:

  1. Que grande la arqueóloga avivarse que muchos escribieron sobre la isla de pascua y nadie escavo. Soy arqueólogo y jamas hubiese pensado que nunca habían escavado, eso se llama trabajo bibliográfico!!! muy pero muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/7/12 14:48

    El principio del arquéologo, es excavar. Si nunca se hizo, estamos ante un error que debería costarle "el reproche" de toda la comunidad científica, al menos a los responsables. O no?

    ResponderEliminar